sábado, 18 de octubre de 2014

MEDROOM: CÓMO EL BIG DATA PUEDE AYUDAR A MEJORAR LA PRÁCTICA CLÍNICA

Os quiero presentar un innovador proyecto de E-salud en el que se demuestra cómo el “big data” puede ayudar a mejorar la práctica clínica. El proyecto ha sido creado por un excelente médico y colega del Hospital Ramón y Cajal, el Dr. Ignacio Hernández-Medrano. Se trata de MEDROOM, una plataforma que analiza, resume y presenta de forma sencilla la información médica contenida en el conjunto de Historias Clínicas Electrónicas (big data), para su reutilización en la práctica clínica. A continuación os expongo el interesante artículo que el Dr. Hernández-Medrano amablemente ha escrito para este blog contándonos de primera mano cómo surgió y en qué consiste su proyecto Medroom.

Contaremos más de esta iniciativa en el próximo Congreso Nacional de Wearables y Big Data en Salud que organiza COMSALUD el 18 de noviembre de 2014 en Madrid (ver información AQUÍ).



Nacho Hernández Medrano (@ihmedrano) es neurólogo y gestor en ciencias de la salud, actualmente adjunto a la Dirección Ejecutiva del Instituto Ramón y Cajal de Investigación Sanitaria. Graduado por la Singularity University (NASA-Silicon Valley), es fundador de Medroom, una start-up enfocada a big data en Historia Clínica Electrónica y de Mendelian, una plataforma de compatibilidad genética encaminada a erradicar las enfermedades hereditarias.

contacto@medroom.es; www.medroom.es

"Si se han fijado, vivimos en una economía de datos. Nuestra vida se está dirigiendo rápidamente a un lugar donde gana relevancia el análisis masivo de gran cantidad de información, gracias al cual los ordenadores pueden ver -y correlacionar- allí donde no ve la mente humana. Se llama big data y les prometo que no es otra moda más, no es una expresión bien encajada en un programa político, es la nueva meta tendencia del mundo que viene ya mismo. Una nueva forma de entender el conocimiento, aplicable lo mismo a los mercados financieros -para predecirlos- que a las relaciones sociales -con sofisticados algoritmos para encontrar pareja-, al deporte -con sistemas como el que permitió a Alemania ganar el mundial del fútbol-, a la educación individualizada,… a todo, y, como ya habrán supuesto, también a la salud. Pero, ¿por qué necesitamos en el entorno clínico este enfoque de manera urgente –más de lo que pensamos-?
Dr. Nacho Hernández-Medrano

Pues resulta que al tiempo que la población envejece cada vez más -y por ello tenemos más y más pacientes-, la tecnología sanitaria crece de forma exponencial, por lo que estamos generando una especie de inflación de la ciencia, por la que producimos más conocimiento del que podemos absorber. La información médica se duplica cada 5 años y hoy sabemos que los profesionales tenemos entre 4 y 6 dudas médicas por semana (el 75% de las cuales son siempre las mismas). Quizá hayan notado que, a diferencia de épocas pasadas, hoy ya no tenemos tiempo para mantenernos actualizados. Esto explica bien por qué sólo 1 de cada 5 decisiones médicas están rigurosamente basadas en la evidencia. A este fenómeno tan incómodo lo llamamos variabilidad,  sin duda uno de los peores enemigos de nuestros pacientes.
Ahora bien, la buena noticia es que cada día los distintos especialistas anotamos en nuestras historias clínicas gran cantidad de datos, que son el reflejo de nuestra forma de pensar a la hora de enfrentarnos a los problemas de los pacientes, en condiciones reales de incertidumbre. Una información muy valiosa que no está en los libros ni en las publicaciones científicas. Por eso un médico, un ingeniero y un financiero, empezamos a preguntarnos si esos datos que ya estaban ahí, podían ayudar a resolver el problema de la desinformación, haciendo algo similar a la jurisprudencia en el Derecho: rescatar lo aprendido en los casos previos para afrontar dudas de casos presentes en tiempo real. Generar un sistema de apoyo a la decisión médica, basado en la experiencia colectiva previa, y que haga posible aumentar la habilidad de la mente humana -que sigue siendo necesaria- con la capacidad de la computación. Estamos avanzando desde la Medicina Basada en la Evidencia, hacia un nuevo horizonte que podríamos llamar Medicina Generadora de Evidencia.
Y la buena noticia es que hoy ya tenemos la tecnología que necesitamos para hacerlo posible:
- Historias clínicas digitales (hemos dicho adiós al papel), que además ya son interoperables
- Potentes motores de búsqueda
- Y procesamiento del lenguaje natural; inteligencia artificial

De manera que combinándolas, en breve, cualquier médico, desde cualquier consultorio, por pequeño y distante que esté, podrá tener una experiencia, que imagínense, sea similar a entrar en una habitación donde estuvieran los mejores especialistas en una materia y preguntarles su opinión colectiva sobre cualquier problema clínico. Antes de lo que creemos será rutinario consultar con la inteligencia artificial porque para estar ahí no necesitamos ordenadores perfectos, sólo lo suficiente buenos para reducir los errores que cometemos hoy. Les invito a quedarse con esta idea, porque no van a hacer más que verlo crecer.

Nuestra pasión es conseguir que todos los pacientes tengan acceso al mejor conocimiento médico posible, conscientes de que no se trata de un pequeño paso, sino un hecho disruptivo en la democratización de la situación clínica, que va cambiar por completo la forma en que entendemos la Medicina."

VISITA EL PROYECTO MEDROOM EN SU PÁGINA WEB: LINK

NOTICIAS RELACIONADAS:





Muchas gracias Nacho por este interesante artículo!!!



Dr. Sergio Vañó Galván, MD, PhD

Doctor en Medicina por la Universidad de Alcalá. Profesor Honorífico. Miembro del Grupo de Innovación Docente.
Dermatólogo del Hospital Ramón y Cajal, Madrid. Coordinador de la Unidad de Tricología. Coordinador del Grupo de Innovación en Tecnologías Médicas.
Dermatólogo de la Clínica Grupo de Dermatología Pedro Jaén. Coordinador de la Unidad de Tricología y Trasplante Capilar.
Twitter: @SergioVanoG

                                   


domingo, 12 de octubre de 2014

FINASTERIDA Y CÁNCER DE MAMA EN EL VARÓN

El fármaco finasterida es un medicamento utilizado en el tratamiento de la alopecia androgénica desde hace más de 15 años en todo el mundo (dosis de 1 mg al día), y también utilizado desde hace más de 20 años en el tratamiento de la hiperplasia prostática benigna (dosis de 5 mg al día) en varones ancianos. Su acción consiste en la inhibición de la enzima 5-alfa reductasa, lo que produce una disminución de la dihidrotestosterona (DHT), evitando por tanto la acción de las hormonas masculinas a nivel del folículo piloso y la próstata. Se trata de un medicamento efectivo y seguro, pero que sin embargo en ocasiones tiene una "mala fama" injustificada en muchos pacientes e incluso en profesionales sanitarios. Uno de los aspectos que ha suscitado controversia y preocupación durante los últimos años es si la administración de finasterida vía oral aumentaba el riesgo de cáncer de mama en los varones. Acaba de ser publicado un interesante estudio (ver LINK) en la prestigiosa revista científica "Cancer causes control" que nos deja tranquilos, ya que NO encuentra asociación entre la toma de finasterida y la aparición de cáncer de mama en el varón en un número elevado de pacientes.  
 
 
 

DATOS DEL ESTUDIO

El trabajo, publicado por el autor Duijnhoven y colaboradores, ha consistido en un estudio casos-controles, en el que han evaluado 398 varones diagnosticados de cáncer de mama frente a 3930 varones sanos de una edad similar. Al comparar la relación entre la toma del fármaco finasterida en el grupo de varones con cáncer de mama y el grupo de varones sano, los autores observaron que no existía relación estadísticamente significativa entre la toma del fármaco y la aparición del cáncer de mama. Durante el estudio también se evaluó la relación entre el medicamento dutasterida (otro inhibidor de la enzima 5-alfa-reductasa utilizado para la hiperplasia benigna de próstata y que se está comenzando a utilizar para pacientes con alopecia) con la aparición de cáncer de mama, sin encontrarse tampoco evidencias de que la toma de dutasterida aumente el riesgo de cáncer. Por tanto se demostró que la administración (tanto a corto plazo como a largo plazo) de finasterida y dutasterida no se relacionó con la aparición de cáncer de mama en los varones. 


  

CONCLUSIONES E IMPLICACIONES PRÁCTICAS

Los datos que se desprenden del estudio avalan con una gran evidencia que el tratamiento con finasterida, incluso durante muchos años, no aumenta el riesgo de cáncer de mama en el varón. 

 
 


Dermatólogo y Tricólogo del Hospital Universitario Ramón y Cajal y de la Clínica Grupo Pedro Jaén. Coordinador de la Unidad de Tricología del Hospital Ramón y Cajal. Coordinador de la Unidad de Tricología y Trasplante Capilar de la Clínica Grupo Pedro Jaén.

Doctor en Medicina. Profesor Honorífico de la Universidad de Alcalá. Máster en Dirección y Administración de Servicios Sanitarios.



Twitter: @sergiovanog

**Para seguir al Dr. Sergio Vañó en FACEBOOK pincha AQUÍ

domingo, 14 de septiembre de 2014

TRASPLANTE DE PELO: FACTORES IMPORTANTES PARA OBTENER EL MEJOR RESULTADO


El trasplante capilar o trasplante de pelo es una alternativa terapéutica idónea en pacientes con alopecia androgénica avanzada o que quieran obtener una mejora de su densidad capilar de forma importante. El resultado final va a depender del correcto diagnóstico del tipo de alopecia y de si se ha elegido el mejor momento para realizar el trasplante de pelo. Es imprescindible acompañarlo del adecuado tratamiento médico.
Dra. Rita Rodrigues, experta en
tricología y trasplante capilar

La Dra. Rita Rodrigues, dermatóloga y tricóloga, miembro de la Unidad de Tricología y Trasplante Capilar de la Clínica Grupo Pedro Jaén, nos explica algunos aspectos prácticos del trasplante de pelo.


"La alopecia androgénica o calvicie es una condición frecuente y a veces considerada poco importante en nuestra sociedad. Sin embargo tiene un potencial  impacto psicológico importante y en ocasiones devastador para los pacientes que la padecen.

El cabello es un elemento muy importante de la imagen corporal de uno mismo, y su pérdida, aunque parcial, puede conllevar a la aparición de síntomas como baja autoestima, pérdida de confianza, ansiedad e incluso depresión. Se han descrito además aparición de problemas conyugales y en la esfera profesional.

Reconocer la enfermedad y tratarla de forma adecuada con la medicación existente, es fundamental para evitar la progresión de la alopecia, y por tanto mejorar la calidad de vida. Sin embargo, en formas clínicas más extensas, el trasplante capilar es la única opción actualmente disponible para proporcionar una solución permanente y natural para los pacientes con alopecia androgénica.


Corrección de las áreas alopécicas

El éxito del trasplante capilar requiere corregir áreas estratégicas para producir el máximo impacto cosmético, siguiendo las zonas de progresión de la calvicie.
Escala de Norwood/Hamilton para clasificar la alopecia androgénica en el hombre:



Escala de Ludwig para clasificar la alopecia androgénica en la  mujer:

             

Los injertos (o unidades foliculares - UF), que contienen entre 1 y 4 pelos, se utilizan en diferentes áreas para crear diferentes zonas de densidad.

En la calvicie de patrón masculino, las UF con 1 solo folículo se  reservan para la línea de implantación capilar; y las UF con 2 ó más folículos se reservan para áreas más posteriores, con el objetivo de proporcionar mayor densidad y naturalidad, como se puede observar en el siguiente esquema:


En las mujeres se realiza un abordaje distinto, ya que el patrón de pérdida de cabello no suele causar alopecia completa en una determinada zona del cuero cabelludo (al contrario de lo que ocurre en el varón) y en su lugar, origina una pérdida de densidad difusa en la región frontal y central del cuero cabelludo, con presencia de cabello cada vez más fino y corto, por lo que los injertos se colocarán siguiendo este patrón.


¿Todas las alopecias son candidatas a trasplante capilar?

En la valoración dermatológica inicial de toda la alopecia es fundamental realizar una historia clínica adecuada con técnicas de exploración tricológica si es necesario para llegar a un correcto diagnóstico. Asimismo hay que revisar en profundidad el antecedente de toma de medicamentos o enfermedades que pueden ocasionar una alopecia. Adicionalmente en la mujer hay que descartar la posibilidad de trastornos hormonales que pueden causar o empeorar la misma, como el síndrome del ovario poliquístico,  suspensión o cambio reciente de anticonceptivo vía oral, perimenopausia y menopausia, alteración de la glándula tiroides o hipófisis, o cambios hormonales después del parto.
La principal indicación de trasplante capilar es la alopecia androgénica, aunque se puede igualmente emplear esta técnica en determinadas alopecias cicatriciales o congénitas. Con la técnica realizada actualmente (técnica del microinjerto), el resultado es totalmente natural.

Por ejemplo, un cambio en la dieta, pérdida de peso brusca y/o la toma de determinados medicamentos pueden ser posibles causas de un efluvio telogénico, y al ser una alopecia transitoria, la cirugía no esta indicada. Asimismo algunos pacientes pueden presentar una alopecia asociada a un efluvio telogénico reciente. En estos casos la cirugía no debe realizarse hasta verse el grado de recuperación a este proceso, que suele ser generalmente unos 6 meses.


¿Cómo es el post-operatorio de un trasplante de pelo?

La cirugía del trasplante de pelo es una cirugía mínimamente invasiva realizada con anestesia local. La intervención dura entre 4-6 horas, y el riesgo de complicaciones es muy bajo. El postoperatorio es muy rápido, pudiendo el paciente hacer vida normal a los pocos días, y reincorporándose a su vida socio-laboral en 4-5 días. El resultado cosmético final se obtiene a los 9-10 meses de la intervención.


Grado de satisfacción final

Para conseguir una alto grado de éxito del trasplante y por tanto, de satisfacción de los pacientes, hay que seguir las directrices antes comentadas, además de otras medidas. Es fundamental hacer participe al paciente sobre el diseño del trasplante y zonas alopécicas que desean tratar, en función del tejido donante disponible.
De forma paralela se debe mantener el  tratamiento médico tras la intervención para optimizar los resultados del trasplante y evitar la progresión de la alopecia.
Siguiendo las directrices óptimas en cuanto a diseño y técnica del trasplante, este procedimiento ofrece un alto grado de satisfacción personal en cuanto a resultados cosméticos, lo que repercute muy positivamente en la calidad de vida de los pacientes."


Finalmente, agradecer a mi compañera la Dra. Rita Rodrigues por su artículo, y también por su excelente calidad profesional y humana en el día a día.




Dermatólogo y Tricólogo del Hospital Universitario Ramón y Cajal y de la Clínica Grupo Pedro Jaén. Coordinador de la Unidad de Tricología del Hospital Ramón y Cajal. Coordinador de la Unidad de Tricología y Trasplante Capilar de la Clínica Grupo Pedro Jaén.

Doctor en Medicina. Profesor Honorífico de la Universidad de Alcalá. Máster en Dirección y Administración de Servicios Sanitarios.

domingo, 7 de septiembre de 2014

TRATAMIENTO DE LA ALOPECIA CON FINASTERIDE: ¿RIESGO DE POSITIVO EN LOS CONTROLES ANTI-DOPAJE?

Es posible que surja la duda en consulta de si podemos administrar el medicamento finasteride a un varón con alopecia androgénica, cuando éste sea deportista de élite, dado el posible riesgo de positividad en los controles anti-dopaje.
 
Finasteride es un medicamento inhibidor de la enzima 5-alfa-reductasa indicado en el tratamiento de la alopecia androgénica masculina. La controversia de si se trata o no de una sustancia prohibida en el deporte radica en que es un fármaco que puede enmascarar la toma de anabolizantes en los análisis de orina. Por ello, fue una sustancia prohibida por la Agencia Mundial Antidopaje hasta 2008. Fueron sonados los casos de famosos deportistas que dieron positivo en los controles antidoping por tomar este fármaco. Sin embargo, desde 2009, gracias a la mejora de la precisión en los sistemas de detección de anabolizantes, el fármaco finasteride es un medicamento totalmente permitidoDe hecho, tanto finasteride como dutasteride han sido eliminados de la lista de medicamentos prohibidos, tanto por la Agencia Mundial Antidopaje (ver LINK ), como por la AEPSAD-Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte, dependiente del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (ver lista de medicamentos prohibidos: LINK). Esta información ha sido contrastada y confirmada con la propia AEPSAD.
 

En resumen, podemos estar tranquilos al recetar finasteride a varones con alopecia androgénica que realicen deporte y puedan ser sometidos a controles antidopaje, ya que en la actualidad es un medicamento permitido tanto en nuestro país como en el resto del mundo.

  

 
 


Dermatólogo y Tricólogo del Hospital Universitario Ramón y Cajal y de la Clínica Grupo Pedro Jaén. Coordinador de la Unidad de Tricología del Hospital Ramón y Cajal. Coordinador de la Unidad de Tricología y Trasplante Capilar de la Clínica Grupo Pedro Jaén.

Doctor en Medicina. Profesor Honorífico de la Universidad de Alcalá. Máster en Dirección y Administración de Servicios Sanitarios.



Twitter: @sergiovanog

**Para seguir al Dr. Sergio Vañó en FACEBOOK pincha AQUÍ

lunes, 18 de agosto de 2014

NUEVO TRATAMIENTO PARA LA ALOPECIA AREATA: RUXOLITINIB

Acaban de darse a conocer los resultados de un interesante estudio de la Universidad de Columbia (EEUU) acerca de la posible utilidad del fármaco ruxolitinib en el tratamiento de la alopecia areata (ver noticia). Aunque todavía son resultados preliminares, se abre una nueva e interesante vía de investigación dentro del tratamiento de la alopecia areata
 
Paciente con alopecia areata universal del estudio, con recrecimiento capilar
a los 4 meses tras la toma de el fármaco ruxolitinib

El fármaco ruxolitinib es un medicamento biológico inhibidor de kinasa JAK1 y JAK2 aprobado en Estados Unidos para el tratamiento de la mielofibrosis (una enfermedad de la médula ósea). Se administra vía oral 2 veces al día. Otro fármaco similar, el tofacitinib, fue noticia hace unas semanas por producir una espectacular mejora en otro paciente con alopecia areata.

En el estudio con ruxolitinib, los investigadores de la Universidad de Columbia están experimentando con este fármaco en 12 pacientes con alopecia areata universal (7 mujeres y 5 hombres). Los resultados preliminares, publicados en la revista científica Nature Medicine, parecen ser muy buenos, con recrecimiento capilar en 3 pacientes de forma rápida. No obstante, el fármaco parece que no es efectivo en todos los pacientes, y aún no se conoce su seguridad a medio-largo plazo. Además es imprescindible evaluar si la respuesta conseguida se mantiene a largo plazo una vez se suspenda el fármaco. 
 

En conclusión, podemos decir que estamos ante una nueva e interesante vía de investigación en el tratamiento de la alopecia areata: los fármacos inhibidores de la vía JAK. A pesar de la espectacularidad de los resultados iniciales, es necesario evaluar durante más tiempo y con más estudios la efectividad y la seguridad de estos medicamentos para poderlos utilizar en la práctica clínica habitual. 

  

Dr. Sergio Vañó Galván


Dermatólogo y Tricólogo del Hospital Universitario Ramón y Cajal y de la Clínica Grupo Pedro Jaén. Coordinador de la Unidad de Tricología del Hospital Ramón y Cajal. Coordinador de la Unidad de Tricología y Trasplante Capilar de la Clínica Grupo Pedro Jaén.

Doctor en Medicina. Profesor Honorífico de la Universidad de Alcalá. Máster en Dirección y Administración de Servicios Sanitarios.



Twitter: @sergiovanog

**Para seguir al Dr. Sergio Vañó en FACEBOOK pincha AQUÍ