jueves, 2 de julio de 2015

MELANOMA Y TIEMPO DE DEMORA EN LA BIOPSIA DEL GANGLIO CENTINELA

Dr. Antonio Tejera
Acaba de ser publicado en la prestigiosa revistacientífica European Journal of Cancer un estudio multicéntrico español que analiza la implicaciones pronóstica del tiempo de espera en la realización de la biopsia selectiva del ganglio centinela en el melanoma. El estudio, liderado por el dermatólogo cordobés (y amigo) Antonio Tejera, experto en melanoma, abre una nueva e interesante línea de investigación a futuro.

El Dr. Tejera ha tenido la amabilidad de contestar a una pequeña entrevista para este blog. Desde aquí agradecerle su colaboración y darle la enhorabuena por el estudio.





¿En qué consiste el  estudio?

“Actualmente a los pacientes con melanoma se les somete habitualmente al estudio de la cadena ganglionar linfática más cercana en lo que se denomina la biopsia selectiva del ganglio centinela. Desde que se realiza la extirpación del  melanoma hasta que al paciente se le hace esta técnica transcurre un tiempo de demora que depende de las listas de espera, las derivaciones, etc.

Este tiempo de demora ha sido poco estudiado hasta ahora. El objetivo  de nuestro estudio fue analizar si la demora hasta la realización de la biopsia del ganglio centinela tiene alguna repercusión en el pronóstico de estos pacientes.”

¿Cuáles fueron los resultados más relevantes?

Melanoma.
“Tras analizar casi 2000 pacientes de varios centros de referencia para el manejo de pacientes con melanoma en España y Francia, se ha evidenciado que la demora en la realización del ganglio centinela no aumentaba la mortalidad de estos pacientes, más bien paradójicamente nos encontramos con el hecho de que cuanto antes se realiza esta técnica peor supervivencia se observa.

Estos datos  nos han llevado a pensar que el ganglio centinela, un órgano linfoide, podría ser  más importante de lo que pensamos a la hora de crear una respuesta inmune eficiente contra el melanoma. Existe hoy en día bastante  evidencia científica referente a la inmunosupresión del ganglio centinela en presencia de un melanoma. Es posible que una vez extirpado el melanoma, este ganglio linfático tendría varias semanas  para recuperarse de esta  hipotética inmunosupresión.”
 

¿Qué aplicabilidad puede  tener  este estudio en el manejo de los pacientes?

“Lo siguiente que habría que hacer es intentar replicar el estudio con otra base de datos ya que al ser un  estudio retrospectivo no está exento de ciertas limitaciones.  Además, en mi opinión, abre la puerta  a un estudio más exhaustivo de la inmunología del ganglio centinela ya que parece más importante de lo que pensábamos hasta ahora.”


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada