domingo, 9 de febrero de 2014

ALOPECIA FRONTAL FIBROSANTE: NUEVOS DATOS DE INVESTIGACIÓN

La alopecia frontal fibrosante es un tipo de alopecia cicatricial que suele afectar a mujeres después de la menopausia y que tiene una presentación clínica típica: pérdida de densidad en la "zona de la diadema" junto con alopecia de cejas. Hemos tenido la suerte de coordinar el mayor estudio realizado hasta la fecha de este tipo de alopecia, que acaba de ser publicado en la revista Journal of the American Academy of Dermatology (ver LINK). Desde aquí agradecemos el excelente trabajo realizado por todos los co-autores del estudio.

 







































El estudio realizado ha consistido en un trabajo multicéntrico entre 12 hospitales españoles, en el cual se han analizado las características epidemiológicas, clínicas, diagnósticas y terapéuticas en un total de 355 pacientes diagnosticados de alopecia frontal fibrosante. Los resultados han sido interesantes: todos los casos fueron mujeres, excepto 12 varones. La mayoría fueron mujeres después de la menopausia, aunque también hubo mujeres premenopáusicas afectas. Se encontró una mayor incidencia de menopausia precoz, histerectomía e hipotiroidismo entre las pacientes con alopecia frontal fibrosante. En el estudio también se describen los parámetros clínicos que se asocian con formas más extensas de alopecia (afectación de pestañas, presencia de pápulas faciales y afectación del vello corporal). Un hallazgo interesante es la buena respuesta a tratamientos antiandrógenos, mostrando cómo la acción hormonal juega un papel importante en el mecanismo de la enfermedad, además de la ya conocida inflamación de origen autoinmune. 


¿QUÉ ES LA ALOPECIA FRONTAL FIBROSANTE?

Es una forma poco frecuente de alopecia que se incluye dentro de las alopecias cicatriciales (el folículo se va destruyendo hasta que se forma una cicatriz y ya no sale pelo). Aunque se considera una alopecia poco frecuente, en los últimos años hemos asistido a un aumento de su incidencia, sin saber exactamente el porqué. 

La causa exacta de la alopecia frontal fibrosante se desconoce; se cree que influyen 2 factores: un disbalance hormonal y un mecanismo autoinmune de inflamación. La mayoría de casos se presentan de forma esporádica, aunque existe un pequeño porcentaje de pacientes con antecedentes familiares directos también con alopecia frontal fibrosante.
Suele afectar a mujeres después de la menopausia, aunque también puede afectar a mujeres premenopáusicas e incluso a hombres, como describimos en nuestro estudio.

La clínica es muy típica: se pierde cabello en la zona de la diadema (frontal y temporal), y esta pérdida va avanzando, provocando que la línea de implantación del pelo retroceda. Además es frecuente que afecte a las cejas, y en algunos pacientes produce incluso pérdida de pestañas y del vello del cuerpo. 

El diagnóstico suele realizarse por biopsia cutánea, aunque la presentación clínica tan típica hace que en muchos pacientes sea innecesaria. Es aconsejable solicitar un análisis de sangre con perfil tiroideo ya que con frecuencia vemos asociado una alteración el tiroides (hipotiroidismo).

Respecto al tratamiento, antiguamente se tendía a decir que esta enfermedad "no tenía tratamiento". Sin embargo, con los datos presentado en nuestro estudio podemos dar "algo de luz" en el tratamiento de esta interesante alopecia, ya que en muchos pacientes se conseguía la estabilización e incluso la mejoría (discreto crecimiento de cabello en la línea de implantación). El tratamiento que mejor índice de efectividad obtuvo fue la combinación de corticoides intralesionales con antiandrógenos. No obstante, no existe un tratamiento que universalmente se pueda aplicar a todos los pacientes, y como en muchas enfermedades médicas, se debe individualizar cada caso para seleccionar el mejor tratamiento (depende de edad, evolución, extensión, afectación individual por la alopecia, etc). Mi explicación para los hallazgos encontrados en el estudio (motivo de nuevos estudios que estamos comenzando) es que en la alopecia frontal fibrosante existe un disbalance hormonal que provoca una reacción inflamatoria autoinmune que destruye el folículo piloso. Esperamos poder obtener nuevos datos en unos meses que refuercen esta hipótesis.

En conclusión, podemos decir que la alopecia frontal fibrosante es un tipo de alopecia sobre la cual todavía existen muchas incógnitas. No obstante, es un área de especial interés en tricología, sobre el cual se están desarrollando nuevos estudios de investigación, y seguramente en los próximos meses/años veamos nuevos avances en el conocimiento de sus causas y tratamiento. 


*Link noticia Europa Press: http://www.europapress.es/madrid/noticia-hospital-ramon-cajal-publica-mayor-estudio-mundial-alopecia-frontal-fibrosante-20140221182803.HTML

*Link Comunidad de Madrid: http://www.madrid.org/cs/Satellite?c=CM_Actualidad_FA&cid=1354307527538&language=es&pagename=ComunidadMadrid/Estructura


Dermatólogo y Tricólogo del Hospital Universitario Ramón y Cajal y de la Clínica Grupo Pedro Jaén. Coordinador de la Unidad de Tricología del Hospital Ramón y Cajal. Coordinador de la Unidad de Tricología y Trasplante Capilar de la Clínica Grupo Pedro Jaén.

Doctor en Medicina. Profesor Honorífico de la Universidad de Alcalá. Máster en Dirección y Administración de Servicios Sanitarios.



Twitter: @sergiovanog

**Para seguir al Dr. Sergio Vañó en FACEBOOK pincha AQUÍ


4 comentarios:

  1. Hay que acudir rapidamente a un especialista en el caso de creer tener alopecia femenina no?

    ResponderEliminar
  2. Tengo esa enfermedad desde hace 4 años y no consigo atajarla por más dermatólogos que me han visto .Me gustaría saber si ahí algo nuevo en el tratamiento. Gracias

    ResponderEliminar
  3. yo llevo 7 desde los 35 años

    ResponderEliminar
  4. Yo llevo 3 años de lucha (desde los 33 años) y he logrado detenerla, el tratamiento es con locion de minoxidil 5%, tacrolimus 0.1% ungüento dermico, capsulas de pilfood, hidroxizina y fundamental sesiones de plasma rico en plaquetas (1 x mes por 3 meses y luego 3 sesiones con intervalos de 3 meses)...y mucho rezo, es una enfermedad rebelde pero no hay que perder la fe, ni desesperar!

    ResponderEliminar