domingo, 14 de julio de 2013

LA PSORIASIS AUMENTA EL RIESGO CARDIOVASCULAR

La psoriasis es una enfermedad muy frecuente, que afecta al 2% de la población. El proceso inflamatorio que causa la psoriasis puede afectar a otros órganos, como las articulaciones o incluso el sistema cardiovascular. De hecho, la psoriasis se considera hoy en día como un factor de riesgo cardiovascular. En este sentido, se acaba de publicar un estudio científico en la revista British Journal of Dermatology en el que se demuestra que los pacientes con psoriasis tienen niveles más elevados de colesterol, tensión arterial y glucemia, factores todos ellos asociados a un mayor riesgo cardiovascular.


EVIDENCIAS CIENTÍFICAS

El trabajo realizado por el Dr. Miller y colaboradores  de la Universidad de Copenague (Dinamarca) consiste en un metanálisis (tipo de estudio científico con mayor evidencia, consistente en la revisión de estudios publicados previamente) de 18.666 pacientes con psoriasis comparados con 50.724 controles (personas sin psoriasis).

 
Los autores encuentran los siguientes resultados:

1. Los pacientes con psoriasis presentaron un nivel de colesterol total mayor que los controles, así como un nivel mayor de colesterol LDL (colesterol "malo").

2. Los pacientes con psoriasis presentaron un nivel más elevado de triglicéridos que los controles.

3. Los pacientes con psoriasis presentaron un nivel de tensión arterial mayor que los controles (tanto tensión arterial sistólica como diastólica).

4. Los pacientes con psoriasis tuvieron un índice de masa corporal (índice que relaciona el peso con la estatura) mayor que los controles.

5. Los pacientes con psoriasis tuvieron un nivel más elevado de glucemia ("azúcar") que los controles.

En común, todos estos factores aumentan el riesgo cardiovascular; por tanto, los pacientes con psoriasis tienen un mayor riesgo de padecer hipertensión arterial, diabetes, obesidad, síndrome metabólico y en conjunto, presentan un mayor riesgo cardiovascular.

 

¿POR QUÉ LA PSORIASIS SE ASOCIA A UN MAYOR RIESGO CARDIOVASCULAR?

La principal teoría es que el proceso inflamatorio crónico que ocasiona la psoriasis hace que ciertos mediadores inflamatorios estén elevados en el organismo, causando a su vez inflamación crónica en vasos sanguíneos, así como una modificación del metabolismo que conduce a un disbalance de lípidos y glucemia, mayor peso y mayor tensión arterial.

 

¿QUÉ IMPLICACIONES PRÁCTICAS TIENE ESTE HECHO PARA LOS PACIENTES CON PSORIASIS?

Ante todo, es importante no estar preocupado por estos hallazgos. Simplemente debemos conocer que el padecer psoriasis puede asociarse a alguno de estos factores que nos obligue a tener ciertas precauciones como mantener una dieta equilibrada, medirnos la tensión arterial, evitar el tabaco y realizar ejercicio de forma habitual.

Afortunadamente, estos hallazgos nos permiten a nivel médico conocer mejor al paciente con psoriasis, y así controlar mejor sus patologías asociadas.

Es importante que cualquier paciente con psoriasis acuda a su médico para una valoración, ya que en algunos casos vemos cómo algunos pacientes tienen por ejemplo hipertensión arterial o diabetes sin que ellos los supieran.

 


 
CONCLUSIONES
Los pacientes con psoriasis tienen un riesgo mayor que la población de padecer ciertos procesos asociados con un mayor riesgo cardiovascular (hipertensión arterial, diabetes, obesidad, hipercolesterolemia), por lo que deben seguir un control adecuado de su enfermedad y deben evitar otros factores de riesgo cardiovascular como el tabaco, dieta rica en grasas o la vida sedentaria.




¿QUÉ DEBEMOS RECORDAR DE LA PSORIASIS?

·        La psoriasis no es contagiosa.

·        Se trata de una enfermedad que puede afectar en gran medida la calidad de vida de los pacientes

·        Los pacientes con psoriasis pueden presentar afectación de las articulaciones (artropatía psoriásica) y tienen un riesgo elevado de padecer enfermedad cardiovascular.

·        Los pacientes con psoriasis deben recibir un seguimiento médico periódico para mejorar el control de su patología y actuar sobre los factores de riesgo cardiovascular modificables. Deben evitar el tabaco y los factores que predisponen a la obesidad (dieta rica en grasas, vida sedentaria).
 
 


 


**Para seguir al Dr. Sergio Vañó en FACEBOOK pincha AQUÍ

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada