domingo, 30 de septiembre de 2012

ALOPECIA AREATA: UNA FORMA DE CAÍDA DE PELO DE ORIGEN AUTOINMUNE


La ALOPECIA AREATA es una forma relativamente frecuente de caída de cabello. Habitualmente se presenta como la pérdida de pelo en una o varias zonas circulares del cuero cabelludo, que suelen recuperarse con tratamiento en unos meses. No obstante, la alopecia areata puede afectar a otras zonas como las cejas, la barba, o incluso producir una pérdida total de pelo del cuerpo. Estas últimas formas denominadas "alopecia areata universal", suponen un auténtico reto terapéutico. La causa de por qué se cae el pelo en la alopecia areata, que antiguamente se achacaba al estrés, hoy se sabe que es debido a un fenómeno autoinmune. Es decir, el sistema inmunitario del organismo reacciona de forma anómala atacando al pelo. Por ello, muchos de los tratamientos irán encaminados a modular la inmunidad del paciente.

La investigación sobre esta patología es continua. De hecho, recientemente ha sido motivo de una publicación como "review" en la revista médica más prestigiosa: New England Journal of Medicine: pincha AQUÍ.


Durante los últimos años se ha avanzado mucho en el conocimiento del origen autoinmune de este proceso. Asimismo, han surgido técnicas diagnósticas, como la TRICOSCOPIA, de gran utilidad para el diagnóstico de la alopecia areata. Sin embargo, existe todavía un área en el cual se debe seguir investigando: el tratamiento. Y es que existen formas de alopecia areata, como la forma universal, en que no existe un tratamiento efectivo, y muchos de los tratamientos consiguen repoblaciones temporales. Éste es uno de los áreas de mayor interés dentro de la tricología.


CONOCE MÁS ACERCA DE LA ALOPECIA AREATA

 ¿Qué es la alopecia areata?
Es un tipo de alopecia no cicatricial de origen autoinmune que afecta al 1-2% de la población. Es más común en los niños y en los adultos jóvenes, y puede afectar a las pestañas y a la barba, así como a otras áreas con pelo de la superficie cutánea. Las zonas donde se cae el pelo pueden repoblarse de manera espontánea o con el tratamiento. A pesar de ser una enfermedad aislada a la piel, puede afectar en gran medida la calidad de vida del paciente y provocar importantes trastornos estéticos.


¿Cuál es el origen de la alopecia areata?
La alopecia areata es una enfermedad autoinmune. Normalmente el sistema inmunitario protege al cuerpo contra las infecciones y las enfermedades. Cuando se tiene una enfermedad autoinmune, el sistema inmunitario ataca por error otras partes sanas de su propio cuerpo. En el caso de la alopecia areata, el sistema inmunitario ataca los folículos pilosos. La causa de que el sistema inmunitario ataque los folículos no es bien conocida, aunque se piensa es una combinación de predisposición genética y factores ambientales. El estrés puede actuar como desencadenante, pero en ningún caso es la causa única.


¿Cómo se manifiesta?
Las lesiones de la alopecia areata consisten en parches o áreas sin cabello, de borde neto, normalmente focal. Existen patrones de pérdida de pelo en los márgenes del cuero cabelludo (forma ofiásica), así como pérdida generalizada del cabello de toda la superficie cutánea (forma universal). En ocasiones pueden afectarse las uñas, apareciendo unas estriaciones que dan a las uñas un aspecto en papel de lija (traquioniquia).


¿Cómo se realiza el diagnóstico?
El diagnóstico de la alopecia areata es fundamentalmente clínico. El diagnóstico suele ser evidente mediante tricoscopia, observándose las características típicas de la alopecia areata: pelos en signo de admiración, puntos amarillos y puntos negros. Ocasionalmente puede ser de utilidad un estudio analítico e inmunológico, principalmente para descartar otros procesos autoinmunes asociados, como el hipotiroidismo. En casos dudosos o para confirmar el diagnóstico, puede ser necesaria la biopsia cutánea.
Imagen mediante tricoscopia donde pueden observarse los
típicos pelos en signos de admiración y puntos amarillos.


¿Cómo se trata la alopecia areata?
El tratamiento de la alopecia areata se basa en la aplicación de esteroides tópicos o intralesionales (en forma de pequeñas inyecciones en las zonas de pérdida de pelo), pudiendo ocasionar la repoblación de determinadas áreas de alopecia. También puede ser de utilidad el minoxidil al 5%. Las formas de alopecia areata consistentes en una o pocas placas suelen responder de forma adecuada a estos tratamientos.

Para formas extensas, se han utilizado tanto sensibilizantes tópicos como inmunosupresores orales. El sensibilizante tópico más utilizado es la difenciprona. Con este tratamiento se busca producir una dermatitis de contacto alérgica en el cuero cabelludo que module la inmunidad local para que vuelva a salir pelo. Se trata de un tratamiento molesto por la incomodidad de la dermatitis del cuero cabelludo, pero puede obtener buenos resultados en un 30-50% de los pacientes. En casos de gran extensión, los corticoides orales y otros inmunosupresores (como la ciclosporina, metotrexate o azatioprina) pueden hacer repoblar el cabello, pero tan sólo en un pequeño porcentaje evitan la progresión de la alopecia o la recidiva, y al suspenderlos el pelo tan solo se mantiene en un porcentaje bajo de los pacientes. Debemos tener en cuenta que estos medicamentos no están exentos de efectos adversos y que por ello no es aconsejable su utilización a largo plazo. Una medida importante para los pacientes con afectación extensa, incluso durante el periodo en que otros tratamientos están buscando repoblar el cabello, es el uso de prótesis capilares, lo cual mejorará mucho el autoestima y la autoimagen de los pacientes.

Afortunadamente, la alopecia areata no supone un riesgo importante para la salud desde un punto de vista físico. No obstante, puede ser una de las enfermedades que mayor afectación emocional ocasione, y por ello debe dársele una importancia máxima, ya que para muchos pacientes es el problema principal en ese momento de sus vidas. En cuanto al pronóstico de recuperación del cabello, cualquier tratamiento que sea efectivo producirá una repoblación de forma lenta, en varios meses. La evolución de la alopecia areata en muchos casos es impredecible, aunque podemos orientarnos según algunos criterios; son criterios de buen pronóstico: inicio reciente, formas poco extensas. Por el contrario son criterios de mal pronóstico: afectación extensa, presencia de atopia, afectación de las uñas, forma ofiásica, total o universal, mucho tiempo de evolución e inicio en edades precoces.

CONCEPTOS IMPORTANTES EN RELACIÓN CON LA ALOPECIA AREATA

  • La alopecia areata puede aparecer a cualquier edad, aunque suele afectar a niños y adultos jóvenes.
  • Es un proceso indoloro y NO es contagioso.
  • Aunque afortunadamente no supone un riesgo para la salud, es una de las enfermedades que puede afectar en mayor medida el estado anímico del paciente, disminuyendo su calidad de vida.
  • Las formas en las que aparecen una o pocas placas de alopecia suelen responder de forma favorable a los tratamientos.
  • Las formas de alopecia areata extensas (múltiples placas, total o universal) responden en general de forma irregular a los tratamientos, siendo necesario en muchos casos realizar un tratamiento prolongado, con resultados muy discretos.
  • Es recomendable tener conocimiento de la enfermedad. Puede ser de ayuda ponerse en contacto con alguna de las asociaciones de ALOPECIA AREATA:
       
            **ASOCIACIÓN ILEGABE: LINK
            **ASOCIACIÓN AREATA BARCELONA: LINK
            **NATIONAL ALOPECIA AREATA FOUNDATION: LINK
 
Dr. Sergio Vañó Galván

Dermatólogo y Tricólogo del Hospital Universitario Ramón y Cajal y en la Clínica Grupo de Dermatología Pedro Jaén. Coordinador de la Unidad de Tricología del Hospital Ramón y Cajal y de la Clínica Grupo de Dermatología Pedro Jaén.

Doctor en Medicina. Profesor Honorífico de la Universidad de Alcalá. Máster en Dirección y Administración de Servicios Sanitarios.

http://www.sergiovano.com/

http://www.grupodedermatologia.es/

Twitter: @sergiovanog

sábado, 22 de septiembre de 2012

NUEVA UNIDAD DE TRICOLOGÍA EN EL HOSPITAL RAMÓN Y CAJAL Y EN LA CLÍNICA GRUPO PEDRO JAÉN


La TRICOLOGÍA es la ciencia que se ocupa del diagnóstico y tratamiento de las alopecias y los problemas del cabello. La caída de pelo se trata de una de las patologías dermatológicas más frecuentes y que más puede llegar a afectar la calidad de vida de los pacientes. Por ello, es necesario un correcto abordaje diagnóstico y terapéutico individualizando cada caso.

Desde hace unos meses, se ha inaugurado la Unidad de Tricología del Hospital Universitario Ramón y Cajal (Unidad de Alteraciones Capilares) y de la Clínica Grupo Pedro Jaén, donde se ofrece la máxima tecnología y conocimiento médico para el diagnóstico y tratamiento de la alopecia (tricoscopio, monitorización digital, protocolización de estudios analíticos), todo ello combinado con una importante actividad de investigación en el campo de la caída del cabello.


**ACCEDE A LA NOTICIA DE LA NUEVA UNIDAD DE TRICOLOGÍA (UNIDAD DE TRASTORNOS CAPILARES) DEL HOSPITAL UNIVERSITARIO RAMÓN Y CAJAL: PINCHA AQUÍ


Dada la relevancia de los problemas relacionados con la caída del cabello, la clínica Grupo Pedro Jaén ha potenciado su Unidad de Tricología con el objetivo de ofrecer la máxima calidad médica y tecnológica para el diagnóstico y tratamiento de la alopecia.

**ACCEDE A LAS CARACTERÍSTICAS DE LA UNIDAD DE TRICOLOGÍA DE LA CLÍNICA GRUPO PEDRO JAÉN: PINCHA AQUÍ


UNIDAD DE TRICOLOGÍA Y ESTUDIO DE LAS ALOPECIAS
DE LA CLÍNICA GRUPO PEDRO JAÉN (ver AQUÍ)
   

CONOCE MÁS DE LOS DIFERENTES TIPOS DE ALOPECIA Y SU TRATAMIENTO

La alopecia (caída del cabello) supone un problema muy serio para algunos pacientes. Dependiendo del tipo de alopecia, puede realizarse un tratamiento médico que en gran parte de los casos es muy efectivo. Sin embargo, durante los últimos tiempos han surgido diferentes "tratamientos mágicos" que, más que curar, no producen ningún efecto positivo sobre el proceso, a la vez que generan un mayor estrés y preocupación en el paciente. Las alopecias comprenden un grupo amplio de enfermedades que requieren ser valoradas por un dermatólogo para realizar un diagnóstico específico y así poder ofrecer el mejor tratamiento disponible.

Veamos los 2 tipos más frecuentes de alopecias y algunos falsos mitos relacionados con ellos.

ALOPECIA ANDROGÉNICA

Es la forma más común de alopecia y está producida por el efecto de las hormonas masculinas -andrógenos- a nivel de la raíz del pelo. Por tanto, suele afectar en mayor medida a los hombres. Los andrógenos originan que la raíz de los folículos pilosos sea progresivamente más fina hasta que finalmente ese folículo no crece.

Clínicamente, se observa una disminución progresiva de densidad de pelo a nivel del cuero cabelludo; en los varones comienzan a aparecer entradas y en las mujeres se empieza a clarear la región superior de la cabeza y a ensancharse la línea del pelo. En este tipo de alopecia no se suele percibir una caída intensa de pelo, sino que el paciente poco a poco va viendo cómo la densidad de cabello que presenta es cada vez menor. En algunos pacientes, podrá ser necesario realizar un estudio analítico completo con perfil hormonal, ya que la alopecia puede ser signo de una alteración hormonal subyacente que requiera un tratamiento específico.

La evolución de la alopecia androgénica es lentamente progresiva, es decir, si no se trata, paulatinamente el paciente irá perdiendo más cabello a lo largo de muchos años. Los tratamientos aprobados son el minoxidil tópico y el finasteride oral, aunque en algunos pacientes pueden ser efectivos otros fármacos (flutamida, anticonceptivos, espironolactona). La administración diaria de finasteride ha demostrado en estudios científicos ser el tratamiento más efectivo frente a la alopecia androgénica. El efecto que consigue es frenar la caída e incluso la repoblación parcial, mediante el bloqueo selectivo de la acción de las hormonas masculinas sobre el pelo. El momento ideal para iniciar el tratamiento es en fases iniciales de la alopecia. En última instancia, cuando la calvicie ya está instalada, existe la vía de los microinjertos, una intervención quirúrgica que da buenos resultados en los casos en los que se puede realizar.

EFLUVIO TELÓGENO

Es una forma muy frecuente de caída del cabello, especialmente en mujeres. Consiste en la caída brusca de un número elevado de cabellos, lo cual suele alarmar al paciente, que ve una gran cantidad de pelos en el cepillo tras peinarse, en el desagüe tras ducharse o en la almohada tras dormir. Se produce porque muchos folículos entran en la fase de envejecimiento del pelo -conocida como fase telógena, que tiene una duración de 3-5 meses hasta que comienza a percibirse la caída- y son más frágiles con lo cual tienden a caerse más fácilmente. El paciente suele notar que el cabello está más frágil y se desprende con mayor facilidad, pero no suele apreciarse una pérdida de densidad de pelo a nivel del cuero cabelludo.

Diferentes estímulos pueden producir un efluvio telógeno: desde un estrés físico (como puede ser una enfermedad, una intervención quirúrgica, el embarazo...) hasta cualquier estrés emocional (pérdida de un familiar, problemas sentimentales, o quizá el más frecuente, el estrés asociado al trabajo). Estas causas producen que un número elevado de cabellos entren en fase telógena y en unos meses comiencen a desprenderse. Cuando se ha producido, el efluvio telógeno suele generar una ansiedad muy importante en los pacientes, que ven cómo cada día pueden perder más de 100 pelos, lo cual produce un círculo vicioso de mayor estrés y mayor caída de pelo. Es muy importante conocer que este tipo de alopecia es totalmente reversible. Todo cabello que cae es sustituido por otro cabello nuevo, por lo que el número de cabellos total se mantiene estable. Ello quiere decir que el paciente no se va a quedar sin pelo en unos meses, como muchos temen, sino que en realidad el efluvio telógeno puede considerarse una "aceleración" del ciclo normal de caída y nacimiento del pelo.

En lo referente al tratamiento, lo ideal es identificar la causa que puede estar produciendo el efluvio y actuar sobre ella. En muchas ocasiones, no se identifica ninguna causa más que el estrés laboral, y en estos casos, no existe ningún tratamiento más efectivo que el simple hecho de esperar, ya que la duración del efluvio telógeno suele limitarse a unos meses.



ALOPECIA AREATA: PINCHA AQUÍ 

FALSOS MITOS DE LAS ALOPECIAS

  • El lavado frecuente del cabello con champú empeora la alopecia androgénica: FALSO. La alopecia androgénica se produce por la acción de los andrógenos a nivel de la raíz del pelo. Lavarse el cabello diariamente con champú no tiene ningún efecto sobre la alopecia androgénica, ya que el champú no actúa sobre la raíz del pelo.
  • El champú de caballo evita la caída de pelo: FALSO. Ningún champú penetra hasta la raíz del cabello, por lo que no influyen en el curso de la alopecia.
  • El uso de gominas, lacas y tintes empeora la alopecia androgénica: FALSO. Estos productos pueden modificar el aspecto estético del pelo, pero tampoco actúan sobre la raíz del pelo, que es donde se inicia la alopecia androgénica.
  • Es muy efectivo el uso de complejos vitamínicos en las alopecias: FALSO. No existen evidencias científicas serias de que la utilización de complejos vitamínicos sean efectivos en las alopecias.

  **CONOCE TODA LA VERDAD ACERCA DEL CHAMPÚ DE CABALLO: LINK


  **REPERCUSIÓN PRENSA: TELVA NOVIEMBRE 2012:



Dr. Sergio Vañó Galván


Dermatólogo y Tricólogo del Hospital Universitario Ramón y Cajal y en la Clínica Grupo Pedro Jaén. Coordinador de la Unidad de Tricología del Hospital Ramón y Cajal y de la Clínica Grupo Pedro Jaén.

Doctor en Medicina. Profesor Honorífico de la Universidad de Alcalá. Máster en Dirección y Administración de Servicios Sanitarios.

Web Dr. Sergio Vañó: http://www.sergiovano.com/

Web Clínica Grupo Pedro Jaén: http://www.grupopedrojaen.com/

Twitter Dr. Sergio Vañó: @sergiovanog









**Para seguir al Dr. Sergio Vañó en FACEBOOK pincha AQUÍ.



sábado, 15 de septiembre de 2012

DIAGNÓSTICO PRECOZ: LA MEDIDA MÁS IMPORTANTE PARA MEJORAR EL PRONÓSTICO DEL MELANOMA Y CÁNCER DE PIEL


El DIAGNÓSTICO PRECOZ DEL CÁNCER DE PIEL y en concreto del melanoma es la medida más importante para mejorar el pronóstico y la supervivencia de estos pacientes, tal como se analiza en las revisiones publicadas en las revistas científicas más prestigiosas (ARTÍCULO: Rigel et al: The evolution of melanoma diagnosis. CA Cancer J Clin).


Durante los últimos años se ha producido un aumento de la incidencia de melanoma, pero afortunadamente la mortalidad no se ha elevado. Ello quiere decir que se diagnostican más melanomas pero en fases más precoces, con lo que la mayoría de ellos son curables.

Durante el verano y a la vuelta de la época estival, nos cansamos de oír mensajes en los medios del tipo "revisa tus lunares", "acude a tu dermatólogo si notas cualquier lesión nueva o que crece", etc. No carecen de importancia, pues en el caso del melanoma, el realizar un diagnóstico precoz supone que la lesión sea curable casi en el 100% de los casos, mientras que en fases tardías el pronóstico empeora. Los dermatólogos contamos con modernos dispositivos de diagnóstico y seguimiento de lunares como la dermatoscopia digital o la microscopía confocal, lo cual nos permite realizar un diagnóstico preciso en la misma consulta.
 


Por tanto, observamos como el diagnóstico precoz del melanoma es uno de los retos más importantes a los que se enfrenta el dermatólogo. Es necesario valorar de forma precoz cualquier lesión sospechosa y realizar un seguimiento médico de los lunares.

  

**CONOCE MÁS ACERCA DEL MELANOMA Y SU DIAGNÓSTICO PRECOZ: LINK

**CONOCE MÁS ACERCA DE LA DERMATOSCOPIA DIGITAL Y LA MICROSCOPÍA CONFOCAL: LINK
 **CONOCE MÁS ACERCA DE LOS FACTORES DE RIESGO DEL MELANOMA: LINK
 
 

Dr. Sergio Vañó Galván

Dermatólogo del Hospital Universitario Ramón y Cajal y en la Clínica Grupo de Dermatología Pedro Jaén.

Doctor en Medicina. Profesor Honorífico de la Universidad de Alcalá. Máster en Dirección y Administración deServicios Sanitarios.

Web Dr. Sergio Vañó: http://www.sergiovano.com/

Web Clínica Grupo Pedro Jaén: http://www.grupodedermatologia.es/

Twitter Dr. Sergio Vañó: @sergiovanog


**Para seguir al Dr. Sergio Vañó en FACEBOOK pincha AQUÍ.

 

viernes, 7 de septiembre de 2012

MICROONDAS: UN NUEVO TRATAMIENTO PARA EL EXCESO DE SUDOR



El exceso de sudor (llamado también "hiperhidrosis") es una patología frecuente. A menudo afecta a las axilas y a las palmas, produciendo una limitación en las relaciones interpersonales de los pacientes, causando una importante afectación de su calidad de vida. Uno de los tratamientos más utilizados es la toxina botulínica (Botox), tratamiento muy efectivo y seguro, pero que tiene un único inconveniente: se trata de un tratamiento con efecto temporal, requiriéndose nuevos tratamientos cada 6-8 meses.


 La FDA acaba de aprobar en Estados Unidos un nuevo dispositivo para tratar la hiperhidrosis, llamado "MIRADRY". El aparato emite microondas que actúan destruyendo las glándulas sudoríparas a través del calor con los que se elimina la sudoración de forma definitiva, durando el efecto muchos años. De momento, está aprobado exclusivamente para el tratamiento de hiperhidrosis en axilas y reduce hasta un 85% la sudoración de la zona de forma definitiva.


 
¿CÓMO FUNCIONA ESTE NUEVO SISTEMA?

El tratamiento con este dispositivo es "no-invasivo" y se tolera bien por parte del paciente. Una cantidad controlada de micro-ondas atraviesan la epidermis hasta llegar a la dermis profunda para calentar las glándulas sudoríparas de las axilas hasta su destrucción por termólisis. Suelen ser necesarias 2 sesiones de aproximadamente 40 minutos para reducir significativamente la sudoración axilar. El paciente tratado con este método puede experimentar escozor en las axilas durante 2 semanas.

Este tratamiento estará disponible en España en los próximos años, incluso meses. Será una opción terapéutica interesante para la hiperhidrosis axilar.

 

¿QUÉ EVIDENCIAS CIENTÍFICAS EXISTEN DE SU EFECTIVIDAD?

En la literatura, existen 2 estudios publicados en la revista Dermatologic Surgery acerca del tratamiento de la hiperhidrosis con microondas, mostrando una reducción significativa y duradera de la sudoración con una incidencia baja de efectos adversos, principalmente irritación cutánea.


**Puedes acceder a los estudios en los siguientes links:
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22289389

 
 
 
CONOCE MÁS ACERCA DE LA HIPERHIDROSIS
Descripción
El término hiperhidrosis se utiliza para describir la producción excesiva de sudor. Es común, y puede afectar a zonas locales (axilas, palmas, plantas) o de manera generalizada.
Sus causas son mútiples; lo más frecuente es que la causa sea idiopática, es decir, sin un factor exógeno. Otras veces este aumento de sudoración tiene una origen endocrino, como el hipertiroidismo. En otras ocasiones pueden ser los fármacos los agentes implicados en la hiperhidrosis.
Puede ser un trastorno que afecte de manera importante la calidad de vida y las relaciones interpersonales.

 
Hallazgos cutáneos
Los hallazgos cutáneos son simple: un aumento de la sudoración en una o varias regiones del cuerpo. Suele ser el propio paciente el que explica que mancha de sudor las camisetas o que el sudor de sus manos le impide realizar las actividades de la vida diaria.
Las zonas más frecuentemente afectadas son las axilas, las palmas de las manos y las plantas de los pies.



 
Diagnóstico
El diagnóstico es evidente con la simple inspección del área afectada. En ocasiones puede estar indicado realizar una evaluación analítica para descartar algún trastorno asociado como alteraciones endocrinas.

 
Tratamiento
Básicamente existen cuatro tipos de tratamientos:
 1. Farmacológico, que puede ser sistémico o tópico
Hay diversos tratamientos farmacológicos sistémicos: los fármacos anticolinérgicos como el bromuro de propantelina que tiene múltiples efectos secundarios como sequedad de boca, somnolencia, vértigo y visión borrosa; los tranquilizantes y sedantes como el clonazepan o diazepan y otros como los antagonistas del calcio(diltiazem). En general, estos fármacos no se prescriben por los posibles efectos secundarios que pueden provocar. Dentro de los tratamientos tópicos farmacológicos existen dos grupos: fármacos anticolinérgicos como el bromuro de glicopirronio y los preparados astrigentes y curtientes. Dentro de éstos están el cloruro de aluminio, el glutaraldheído o el ácido salicílico. Habitualmente, en una primera consulta son estos los que se indican.
2. Terapéutica física
La iontoforesis es una terapéutica física que consiste en la introducción de una sustancia ionizable a través de la piel intacta mediante la aplicación de una corriente continua. Existen diferentes aparatos comercializados como por ejemplo, Drionic que utiliza agua del grifo como sustancia ionizable. Existe uno para manos/pies y otro para axilas. Esta técnica se utiliza bastante en EEUU, pero en nuestro país tiene poca difusión. Suele utilizarse para hiperhidrosis de las plantas de los pies, en que las otras alternativas son poco eficaces.
3. Toxina botulínica
Su efecto se debe a un bloqueo selectivo en la acción de la acetil-colina sobre las glándulas ecrinas. De esta manera se produce una disminución en la función de dichas glándulas, y por tanto disminuye la producción de sudor ahí donde este fármaco se administra. La aplicación selectiva en las zonas con una sudoración mayor, permite poder actuar únicamente en las áreas que presentan más hiperhidrosis, y evitar así posibles efectos secundarios sistémicos. Es un tratamiento muy eficaz y seguro, utilizado sobre todo en el tratamiento de las hiperhidrosis de las axilas y de las palmas de las manos. Ha supuesto una revolución en el tratamiento de las hiperhidrosis. El tratamiento debe repetirse cada 6-9 meses, ya que el efecto de la toxina botulínica es temporal.
 4. Cirugía
El procedimiento quirúrgico denominado simpatectomía torácica videotoracoscópica, se basa en seccionar con bisturí o comprimir mediante clips la cadena simpática torácica. Esta cadena es la vía nerviosa que regula la sudoración de las manos, axilas y cara. Dicho procedimiento se lleva a cabo mediante la realización de una pequeña incisión en cada lado del tórax, por donde se interviene al paciente. Para ello utilizamos una óptica que denominamos videotoracoscopio.
El tratamiento quirúrgico está indicado en pacientes que presentan hipersudoración de las palmas, de forma aislada o junto con las axilas, los pies y/ó la cara. Sólo se lleva a cabo cuando el tratamiento médico haya fracasado o haya tenido pocos resultados en el enfermo. Para llevar a cabo este procedimiento es preciso utilizar anestesia general y permanecer en torno a 12 horas hospitalizado tras el procedimiento. La recuperación completa se produce a los 2-3 días. La eficacia de la técnica es elevada, pero tiene los riesgos de toda intervención quirúrgica invasiva.
En muchos casos tras la cirugía se produce lo que denominamos sudoración compensatoria, esto es un efecto indeseado tras la cirugía, que consiste en una hipersudoración de la espalda y/o los muslos.
 
 
Dr. Sergio Vañó Galván
Dermatólogo del Hospital Universitario Ramón y Cajal en Madrid. Dermatólogo en la Clínica Grupo de Dermatología Pedro Jaén. Doctor en Medicina. Profesor Honorífico de la Universidad de Alcalá.
Máster en Dirección y Administración de Servicios Sanitarios.
Twitter: @sergiovanog