domingo, 26 de agosto de 2012

DERMATITIS ATÓPICA GRAVE EN LOS NIÑOS: UTILIDAD DE LA AZATIOPRINA


La dermatitis atópica es la enfermedad dermatológica más frecuente en los niños. Los pacientes presentan lesiones en la piel que les producen mucho picor y que, en la mayoría de los casos, suelen mejorar con el tiempo y con los tratamientos estándar. No obstante, un pequeño grupo de pacientes presenta lesiones graves que son resistentes a los tratamientos habituales. Y aquí surge un problema terapéutico.
 

 Se acaba de publicar en la revista Journal of the American Academy of Dermatology un artículo acerca de la utilidad de la Azatioprina (medicamento inmunosupresor débil) en el tratamiento de las formas graves de dermatitis atópica en la infancia. En este trabajo, Caufield y su equipo de Washington, EEUU, describen 12 niños con dermatitis atópica grave que son tratados con Azatioprina, observando mejoría clínica en 11 de los 12 pacientes, sin ningún efecto adverso.




Referencia: Caufield M, Tom WL.  Oral azathioprine for recalcitrant pediatric atopic dermatitis: Clinical response and thiopurine monitoring. J Am Acad Dermatol. 2012 Aug 11.






Aunque se trata de un estudio con un número reducido de pacientes, este trabajo nos muestra cómo la Azatioprina puede ser una alternativa terapéutica efectiva y segura para los casos de pacientes infantiles con dermatitis atópica severa resistentes a otros tratamientos.




 


**CONOCE MÁS ACERCA DE LA DERMATITIS ATÓPICA:
 

DERMATITIS ATÓPICA

Descripción

La dermatitis atópica (o eccema atópico) es una forma frecuente de eccema, muy pruriginosa y recurrente, que puede afectar tanto a niños como a adultos, siendo de hecho la dermatosis más frecuente en la infancia.

Suele comenzar en épocas tempranas de la vida, y se caracteriza por periodos de remisión y exacerbación. La distribución de las lesiones varía con la edad. Existen formas de dermatitis atópica de debut en el adulto y formas de dermatitis atópica de la infancia que no evolucionan a la forma del adulto.

La dermatitis atópica se relaciona con otras enfermedades alérgicas como el asma, la rinitis y la conjuntivitis, y los pacientes suelen presentar antecedentes familiares de alguna de estas patologías.

Síntomas

Podemos encontrar lesiones de eccema agudo, subagudo y crónico, por lo que el espectro de lesiones abarcará desde lesiones muy exudativas (eccema agudo), lesiones rojizas y con descamación (eccema subagudo) y lesiones engrosadas y secas (eccema crónico).

La distribución de las lesiones varía con la edad. En la fase del lactante las lesiones eccematosas tienen preferencia por localizarse en la cara, y es típico que comiencen a aparecer a partir del tercer mes de vida. En la fase infantil las lesiones presentan tendencia a localizarse en las flexuras (sobre todo en la parte delantera de los codos y en la parte trasera de las rodillas). En el adulto podemos encontrar lesiones en cualquier localización, siendo muy frecuentes las formas de eccema de las manos y de los labios.

Diagnóstico

El diagnóstico de la dermatitis atópica es eminentemente clínico. Los criterios más importantes para su diagnóstico son:

  1. Picor (aparece en todos los pacientes)
  2. Edad de comienzo joven
  3. Morfología y distribución de las lesiones típicas según la edad: afectación de la cara en lactantes, flexuras en niños y adultos
  4. Curso crónico, continuo o recidivante
  5. Historia personal o familiar de atópica (asma, rinoconjuntivitis alérgica, dermatitis atópica).

Pueden aparecer asimismo otros hallazgos clínicos como son: sequedad de la piel (leve, conocida como xerosis, o severa, constituyendo un cuadro conocido como ictiosis), acentuación de los pliegues palmares, queratosis pilar, dermatitis de manos y pies, inflamación repetida de los labios (queilitis), eccema del pezón o susceptibilidad aumentada a las infecciones cutáneas.

Tratamiento

El cuidado de los pacientes con dermatitis atópica incluye una serie de medidas generales como son: evitar irritantes de la piel (evitar contacto con jabones, detergentes, evitar exposición continuada al agua-en niños es beneficioso ducharlos en lugar de bañarlos…) o hidratar la piel continuamente con cremas hidratantes

El tratamiento farmacológico de la dermatitis atópica dependerá de la intensidad de la clínica. Los fármacos de primera línea serían los corticoides tópicos y los inmunomoduladores tópicos (tacrólimus y pimecrólimus tópicos). El tratamiento con corticoides tópicos no debe mantenerse de forma crónica, pero aplicado cuando es necesario y en ciclos cortos (1-2 semanas) es efectivo y seguro. Es importante recalcar que las cremas hidratantes deben aplicarse sobre piel sana, pero no sobre piel con dermatitis (piel roja), ya que producirá un empeoramiento de las lesiones; sobre la piel con dermatitis debemos aplicar la crema de tratamiento (corticoide o inmunomodulador tópico).

Los antihistamínicos orales pueden ser de utilidad para disminuir la sensación de picor. En caso de ser un brote intenso puede estar indicado el tratamiento con ciclos cortos de corticoides orales. Se ha utilizado también la fototerapia (aplicación de radiación ultravioleta de manera controlada), así como un fármaco más potente llamado ciclosporina para las formas resistentes. En casos seleccionados, pueden ser de utilidad otros fármacos inmunosupresores como la Azatioprina.

 

 

Dr. Sergio Vañó Galván

Dermatólogo del Hospital Universitario Ramón y Cajal en Madrid. Dermatólogo en la Clínica Grupo de Dermatología Pedro Jaén. Doctor en Medicina. Profesor Honorífico de la Universidad de Alcalá.

Máster en Dirección y Administración de Servicios Sanitarios.

http://www.sergiovano.com/

http://www.grupodedermatologia.es/

Twitter: @sergiovanog



2 comentarios:

  1. hola soy de costa rica mi hija padece de dermatitis atópica severa desde los 28 días d nacida ahora tiene 4 años desde que tenia 1 y8 meses la trataban con ciclosporina loratadina hidroxisina montelukast.. con una leve mejora hace 1 mes y medio la tratan con azatioprina en cambio de la ciclosporina y a mes y medio he visto una gran mejoría sin embargo el picor es el mismo .. y las ifecciones cutáneas igual solo quería comentar el caso de mi hija y como la azatiprina la ayuda gracias

    ResponderEliminar
  2. hola, tengo un hijo de 13 años, que desde los dos meses, padece dermatitis atópica severa.además de la dermatitis padecía alergias e intolereancias alimentarias, desapareciendo con el paso de los años. Siempre lo han tratado con corticoides, tanto orales como cremas. tambien utilizamos en su día el protopic. Actualmente,ha mejorado bastante, pero con los cambios estacionales, sobretodo en primavera y cuando llega el otoño, las lesiones son muy severas. Donde realmente tiene las lesiones más graves, son en los antebrazos, las manos, llegándole a sangrar, con una escamación muy pronunciada,y en las piernas. Vivimos en Valencia, y la verdad, es que el equipo médico que lo está tratando en el hospital la fe, nos ha ayudado mucho, incluso nos ha comentado el posible uso de inmunodepresores orales para intentar que mejore. Nos inquieta dicho tratamiento y pese a que sabemos que posiblemente sea una solución, no sabemos que hacer..... Hemos leido los posibles efectos secundarios, y..... no sabemos que hacer.

    ResponderEliminar